Todos los empleos de Rosario y sus alrededores

usuario

Solamente Postulantes
Usuario (e-mail):
Contraseña:
 

Prevención de Riesgos

Remediación de suelos contaminados con hidrocarburos

01-09-2005

Ignacio Coria

Primera parte

Se ha desarrollado en los últimos año,  una rama de la ingeniería llamada "Ingeniería de la Remediación", surgida de la necesidad de desarrollar técnicas y tecnologías para la recuperación ambiental de sitios degradados por la actividad humana.

El conjunto de tecnologías de remediación se limitó,  en un principio,  a unas pocas utilizadas en todos los casos prescindiendo de las condiciones  físicas, químicas y biológicas del medio. Actualmente ésta disciplina sigue en constante evolución  a la luz de normativas ambientales, esfuerzos de investigación, actividades de las ONG´s vinculadas, organismos gubernamentales, etc. 

La formación del suelo se origina en la interacción del "material madre" ( roca madre  o depósitos de materiales transportados por gravedad, viento, agua o hielo)  con el clima, topografía, organismos y tiempo. Es la influencia conjunta de estos factores lo que determina las propiedades específicas del suelo y la aparición de tipos particulares de los mismos. Las fases sólidas ( mineral y orgánica) constituyen alrededor del 50% del volumen de los suelos, mientras que el agua y el aire ocluidos constituyen el otro 50 %.

Las principales propiedades fisico-químicas del suelo son: la porosidad, temperatura, acidez, redox, coloides, interacciones superficiales , la capacidad de intercambio iónico, textura, estructura, etc,  propiedades a tener en cuenta a la hora de planificar la ejecución de una remediación de suelos contaminados. 

Las actividades del hombre dan origen con frecuencia a consecuencias ambientales especialmente observables en el suelo, por ser éste el primer punto de contacto de una fuga accidental de sustancias líquidas o sólidas que pueden ser tóxicas. Si bien el suelo no es un medio importante en la dispersión de contaminantes, en combinación con el agua y en menor medida con el aire se transforma en un agente dispersante de la contaminación presente.

La contaminación accidental más frecuente de suelos en nuestro país se verifica con hidrocarburos provenientes de instalaciones fijas como destilerías de petróleo, tanques subterráneos de estaciones de servicio, etc, o producidos por siniestros en rutas con derrame de derivados del petróleo. En materia legal, la ley de residuos tóxicos y peligrosos Nº 24. 051 en su decreto reglamentario Nº 831/93, establece valores guía de calidad de suelos para diferentes tipo de uso, los parámetros indicados son insuficientes por lo que se utilizan en la práctica diferentes legislaciones extranjeras. Otro problema legal es que, la ley Nº 24.051 no posee carácter de presupuestos mínimos con lo que su aceptación depende de cada estado provincial.

Las técnicas más recientes de evaluación de suelos contaminados, se fundamentan en la metodología de análisis de riesgo, ASTM E1739/95, basada en el riesgo que presentan a la salud humana y al medio ambiente la sumatoria de riesgos individuales que presentan los agentes químicos presentes en el sitio. Una primera evaluación se basa en la comparación de los valores de contaminantes individuales hallados en suelo contra los valores de referencia, que son muy conservadores.

Segunda Parte
 
El  tratamiento y recuperación de suelos contaminados se puede definir como el conjunto de operaciones realizadas con el objetivo de controlar, disminuir o eliminar los contaminantes presentes.

Técnicas de Remediación in situ y ex situ
Las técnicas in situ son de menor costo, de bajo impacto ambiental inducido pero existen muchas dudas sobre  los resultados finales. Las técnicas ex situ se destacan por su efectividad, dado que el suelo contaminado es fisicamente eliminado y el suelo nuevo que se incorpora se homogeiniza con el anterior no contaminado, pudiendo controlarse mejor el proceso. El sistema se opera prescindiendo de los factores externos como el clima. Estas técnicas tienen el problema del alto costo.
Sistemas de tratamiento

Los sistemas de tratamiento se pueden dividir en: No recuperación, Aislamiento de la contaminación y Recuperación. En el primer caso debe modificarse la asignación del suelo y delimitarse perfectamente el espacio afectado, además de efectuarse monitoreos que aseguren la imposibilidad de afectaciones a terceros. El aislamiento consiste en establecer medidas correctas de seguridad que impida la progresión de la contaminación y mitigando los efectos adversos relacionados con la dispersión de sustancias contaminantes. El aislamiento puede utilizarse para evitar la creación de lixiviados o la infiltración en napas freáticas. Las medidas  de recuperación se dividen en tratamiento in situ, que implica la eliminación de contaminantes sin sacar el terreno, y ex situ donde el material a tratar se lleva a un espacio confinado o se trata en instalaciones adecuadas.
Elección de la mejor alternativa 

La selección de la mejor tecnología de remediación debe surgir como consecuencia de estudios ambientales y de una valoración de los costos del proyecto. Los estudios ambientales se dividen en estudios Fase I ( Norma ASTM  E1527-00) y de Fase II (Norma ASTM E1903-97). Los estudios de Fase I constituyen un registro histórico que no implica muestreos del lugar. Los estudios Fase II derivan en la instalación de pozos freatímetros para la evaluación del estado ambiental del subsuelo, donde se puede analizar la dispersión de los contaminantes en el área y en sentido vertical. La construcción de al menos tres pozos monitores nivelados permite describir la dirección de escurrimiento freático y los freatímetros instalados permiten el muestreo del acuífero.
Si los estudios realizados revelan la necesidad de tomar acciones correctivas, se realizan ensayos hidráulicos que permitan conocer mejor el subsuelo en general a efectos de seleccionar la mejor tecnología y adecuarla al lugar a remediar. Los resultados de análisis y las consideraciones para la instalación de un determinado sistema se vuelcan en lo que se conoce como RAP (Remedial Action Plan) y se eleva a la autoridad ambiental competente 
para su aprobación. No se podrá comenzar efectivamente la remediación hasta tener la aprobación de la propuesta.

Dr. CORIA, Ignacio Daniel

*Doctor en Química- UNED-España.

· Director del Departamento de Investigaciones Institucionales de la.Fac. de Química e Ingeniería-UCA-Rosario.
· Director de Carrera de Ingeniería Ambiental en la misma Facultad.
· Profesor en la carrera de Posgrado Maestría en Ingeniería Ambiental y Desarrollo Sustentable.
· Director de la línea de investigación: Reducción de los niveles de dióxido de azufre con metano sobre catalizador de óxido de cromo soportado en alúmina.
· Auditor Ambiental de La Segunda Compañía de Seguros.
· Consultor Ambiental. 

Podés enviarle al autor tus consultas o comentarios referidos a este artículo escribiéndole a: columnistas@laboralrosario.com

Otros Articulos en esta Categoria

 


Términos y Condiciones
- Política de Privacidad - Script ejecutado en 0.004 seg - Desarrollado por 3TristesTigres.com
Copyright laboralrosario.com 2006. Marca Registrada.